6 |10 cosas que pasan cuando…compras materiales

¡Hola a todos! Después de casi ya 6 meses dedicándome a los amigurumi, me he dado cuenta de cosas que me pasan siempre que voy a comprar materiales. Aquí hoy voy a contar 10 cosas que pasan cuando compras materiales.

1. Tienes una lista con todo los materiales que necesitas (y podrías necesitar). Aunque después no la usas porque sabes muy bien todo lo necesario.

2. Cuando hay algún material nuevo en una tienda, sufres una sensación de locura. ¡Quieres comprarlo ya! Es como si tuviese un cartel luminoso que pone “comprame”. Prefieres no pensar en que si no lo compras, se pueda agotar.

3. Te recorres todas las mercerías, tiendas de lana e incluso las tiendas de chinos para encontrar cualquier material que puedas usar. Si pasas por alguna de estas tiendas, es como una necesidad entrar. Hay quien va de compras a por ropa y zapatos, es su mejor plan del día. Para las tejedoras, el mejor plan es ir a comprar lanas, hilos, fieltro y otros materiales.

4. Aunque siempre compramos en la misma tienda. Ya nos conocen y sabemos muy bien todo lo que tiene, los colores y cuanto necesitaremos de cada uno.

5. A veces, bueno constantemente, compramos cosas que no necesitamos. Vemos lazos, lanas, fieltro o botones que nos encantan y no podemos dejarlos ahí hasta otro día. ¿Y si es el Apocalipsis y estoy en casa sin esas lanas o fieltro o botones? Se podría decir que somos compradoras compulsivas de estos materiales. Luego acabamos llenando cajas, cajones, armarios, habitaciones…en fin, toda la casa.

6. Te indignas cuando no encuentras lo que quieres. Buscas un tipo de lana o hilo especial y simplemente no lo encuentras.

7. No hay mayor satisfacción cuando encuentras ese material que llevas días o meses buscando. La alegría dura todo el día y cada día que lo utilizas.

8. Cuando más necesitas una lana u otro material, nunca queda o la tienda esta cerrada. Es como si el mundo te dijese que pares, pero nadie nos puede parar, es una adicción tejer y nuestros materiales no se tocan.

9. Comprarías toda la tienda. Es un sueño. Tienes ganas de ir un día y decir “¡me llevo todo!”. Todas las lanas, hilos, fieltro… Luego el problema sería donde lo pones todo, pero eso no lo piensas, solo lo quieres.

10. Simplemente eres feliz comprando materiales. Es una ilusión terminar el último ovillo de lana y tener que ir a comprar más 🙂

¿Y a vosotras os pasa lo mismo?

¡Feliz fin de semana tejedoras!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s